Otros accesos
Un momento de distracción

Categoría
Gestión
Acerca del proyecto

El 12 de setiembre de 1999 Adolfo Rodríguez Saá es elegido, por quinta vez consecutiva, gobernador de San Luis. La victoria deja un regusto amargo en el oficialismo provincial. El triunfo obtenido (54,32%), es eclipsado por el muy buen desempeño de la Alianza para gobernador (44,99%) y por el triunfo obtenido en la elección a diputados nacionales y en todas las categorías provinciales y municipales disputadas en la ciudad capital.

Rodríguez Saá, frente a la muy ajustada victoria, sabe que debe recuperar su base electoral. Sin embargo, un proyecto de ley impulsando la división de la ciudad de San Luis en 4 municipios, a menos de un año de haber perdido el control del distrito, lo pone de cara a una sociedad que no duda en enfrentarlo.

La situación, que alcanza altos niveles de conflictividad social, lleva al diseño de una estrategia que no solo descarta el proyecto de división de la ciudad y reformula la ley de ministerios, sino que apuesta al diálogo e impulsa un nuevo programa de gestión: “San Luis Somos Todos”.

A 15 meses de su puesta en marcha, los indicadores de gestión e imagen dan cuenta de los muy buenos resultados obtenidos. Llega el tiempo electoral y el clima social reinante se ve reflejado en los votos obtenidos: el oficialismo (70,32%) finalmente supera ampliamente a la oposición (14,12%).

El 24 de diciembre del año 2001, Adolfo Rodríguez Saá, por entonces Presidente de la Nación, cuenta con una imagen positiva del 81% y su gobierno con el apoyo del 74% de la población. Ese día renuncia y deja la provincia en manos de la Vicegobernadora Alicia Lemme.