Otros accesos
San Luis Otro País

Categoría
Branding
Acerca del proyecto

Algunos meses después de presentar su renuncia a la Presidencia de la Nación, Adolfo Rodríguez Saá oficializa su candidatura a presidente por el Frente Movimiento Popular, uno de los tres espacios en que se dividió el PJ para los comicios del 27 de abril de 2003.

El desafío estaba en marcha. Las mediciones, a un año de las elecciones, daban cuenta de una intención de voto destacada para ese momento. Sin embargo, ciertos aspectos estéticos, derivados de sus 7 días al frente del Poder Ejecutivo Nacional y de su pasado inmediato como Gobernador de San Luis, parecían condenarlo a un destino de menor valía.

Los estudios cualitativos daban cuenta de que ciertas palabras: “default, caudillismo, populismo, corrupción, autoritarismo, libertad de prensa, vida privada”, impactaban de lleno en la figura del ex presidente y ex gobernador restándole credibilidad. Era obvio que el guión con el que se lo interpelaba y los datos que se utilizaban para contar su historia, no hacían más que servir al espectáculo acrecentando su imagen negativa. La estrategia exigía nuevos hechos capaces de torcer la dirección del discurso impuesto.

Desde el gobierno provincial se colabora con la marca “San Luis Otro País”. Un concepto que, apalancándose en la gestión de los últimos 19 años, contraponía los logros de la provincia a una muy pobre imagen de país.

El impacto fue inmediato. El concepto de marca pasó de los medios a la gente en un breve lapso. Los estudios certificaban de que cada vez que se hablaba de San Luis se hacía referencia a Otro País. Con ella, cambió la imagen de la provincia y también la de Rodríguez Saá.

El concepto de marca no volvió a ser utilizado por los gobiernos que se sucedieron a partir de 2003. Sin embargo, el nivel de recordación se mantuvo inalterable hasta el presente.